La piratería de software o más bien el uso ilegal de software es el uso de software sin contar con la respectiva licencia, lo cual corresponde a las siguientes situaciones:

• Copiar e instalar un software adquirido en más de un computador personal
• Copiar medios (CD u otro medio) con fines de instalación y distribución
• Instalar actualizaciones sin contar con la debida licencia
• Adquirir software con algún tipo de beneficio académico o restringido y destinarlo para uso comercial
• Descargar software de desde Internet sin la debida licencia
• Comprar copias no autorizadas de software.

Utilizar software original no es una alternativa, sino una obligación para las empresas que buscan aumentar su competitividad, reforzar su reputación frente a sus diferentes audiencias, evitar riesgos informáticos, garantizar la continuidad de sus operaciones e impedir problemas legales.

Y es que el software pirata implica más problemas que beneficios, como pérdida de información, daños en el hardware, pago de servicios técnicos no previstos y la imposibilidad de deducibilidad fiscal.

Obviamente, también puede haber problemas de tipo legal. Por ejemplo, ¿sabías que la autoridad fiscal está facultada para auditar tus sistemas para saber si usas software legal y que en caso de no poder comprobarlo puedes recibir sanciones de tipo fiscal o administrativas?.

A lo anterior se suma lo dispuesto en el artículo 232 de la Ley Federal del Derecho de Autor, que prohíbe la reproducción, distribución, comercialización y el uso de software de cualquier forma no autorizada y que establece sanciones de 5,000 a 40,000 días de salario mínimo, según el caso.

También hay sanciones para quienes fabrican y exportan hacia Estados Unidos utilizando en alguno de sus procesos software ilegal. Dichas penalidades están enmarcadas en la Ley de Competencia Desleal o Unfair Competition Act (UCA).

La buena noticia es que en México la piratería va a la baja. De acuerdo con un informe de la Business Software Alliance (BSA), en seis años México logró reducir en ocho puntos porcentuales el consumo ilegal del software, al pasar de 65% en 2005 a 57% en 2011.

Tú puedes hacer mucho por tu empresa y por México, al usar programas originales. Recuerda que por cada 10 puntos porcentuales de piratería en México, se dejan de generar 3,500 empleos directos en la industria del software, USD$160 millones en impuestos sobre ingreso y USD$1.5 billones de crecimiento económico en México.